Adviento ya está aquí

¡Feliz año nuevo! Comenzamos un nuevo año litúrgico con el tiempo de Adviento y en la mente de los seminaristas de Bidasoa resuena una palabra en particular: preparación.

En primer lugar, nos preparamos para una de las fiestas más importante del año: la Navidad. Así como lo hacen muchas familias cristianas, en Bidasoa vivimos la costumbre de la corona de Adviento, que consiste en ir encendiendo cada domingo de este tiempo una de las cuatro velas que compone la corona.

Esto nos hace pensar en la oscuridad provocada por el pecado, que ciega al hombre y lo aleja de Dios. Tras el pecado original, Dios fue dando poco a poco una esperanza de salvación que iluminó todo el universo, como las velas de la corona.

La Corona tiene tres velas moradas y una rosa: las velas moradas representan el espíritu de vigilia, penitencia y sacrificio para prepararnos para la llegada del Salvador. La rosa representa el gozo que sentimos ante la cercanía del nacimiento del Salvador.

Nuestra Corona de Adviento, además, tiene una vela blanca grande, que se enciende el día de Navidad.

Exámenes

Los seminaristas también tenemos la palabra «preparación» muy presente durante este tiempo porque coincide con los exámenes finales de primer semestre. Este año, los exámenes tendrán lugar desde el 4 al 21 de diciembre, día en que empezamos las vacaciones hasta el próximo 11 de enero.

Durante el tiempo de Navidad, viviremos nuestro curso de retiro espiritual, desde la noche del 25 hasta el 31 por la mañana.