Nuevas actividades culturales

La invitación, de estilo «heráldico», apareció en el tablón de anuncios el fin de semana pasado. Poco a poco, se fue conociendo la noticia: había nacido un club de lectura en Bidasoa.

club-lectura-bidasoa

El miércoles pasado el club tuvo su primera reunión; los participantes comentaron El adversario, del escritor francés Emmanuel Carrère. «Fue interesante conocer los detalles en que se había fijado cada uno al leer el libro —afirma Airan, seminarista de la diócesis de Tabasco, que este año comenzó 4º de Teología y ahora miembro del club de lectura—. Para mí fue adentrarme en la interioridad del ser humano, en conocer las miserias en las que a veces se encuentra inmerso».

El próximo libro a comentar será El club de los poetas muertos, de la escritora y periodista norteamericana Nancy H. Kleinbaum.

Aprender a leer, aprender a mirar

Además del club de lectura, esta semana también hemos comenzado otra actividad cultural: un cinefórum. La primera sesión la dirigió el sacerdote salvadoreño José Manuel Salazar, amante del cine, antiguo seminarista de Bidasoa y que actualmente realiza su doctorado en Teología Moral. La película comentada fue Matrix.

D. José Manuel Salazar

Visita de un antiguo director espiritual

El jueves sacerdotal nos acompañó don Juan Francisco Pozo, que fue director espiritual de Bidasoa durante casi veinte años (2000-2018). En la tertulia, «Don Pozo», como lo llamamos los seminaristas, nos contó anécdotas divertidas y edificantes sobre su paso por Bidasoa.